Relación entre comer en las noches y la pérdida dental

Su médico puede haberle ofrecido algunas estrategias simples para ayudar a prevenir la enfermedad cardíaca: no fume; coma alimentos saludables; ejercítese; mantenga un peso saludable.

Y ¿cepillarse sus dientes? De acuerdo con investigadores escoceses, cepillarse los dientes tiene una relación importante con menor riesgo de enfermedad cardíaca, por lo que usted querrá agarrar ese cepillo dental.

En un estudio reciente de aproximadamente 12,000 hombres y mujeres en Escocia, los investigadores rastrearon episodios de enfermedad cardiovascular en 555 pacientes. Los pacientes que dijeron que raramente o nunca cepillaban sus dientes tuvieron un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. Ellos también presentaron mayores concentraciones de la proteína C reactiva y de fibrinógeno (substancias en la sangre). Los niveles de proteína C reactiva (CRP por sus siglas en inglés) y fibrinógeno se elevan en respuesta a la inflamación asociada con la enfermedad cardíaca y otras enfermedades.

Los investigadores dicen que los resultados confirmaron y fortalecen aún más la asociación sugerida entre la higiene oral y el riesgo de enfermedad cardíaca. Los marcadores inflamatorios fueron asociados con el comportamiento de la mala salud oral, pero son necesarias más investigaciones para confirmar si los resultados de este estudio muestran un marcador de riesgo o un vínculo más significativo entre la salud oral y la salud en general.

Las personas que tienden a comer un cuarto o más de sus calorías diarias después de cenar al tomar un bocadillo de medianoche varias veces a la semana no solamente podría estar aumentando el tamaño de sus cinturas, sino que también afectando su salud dental, según investigadores daneses.

Un estudio de los registros de más de 2,200 adultos, con edades entre 30 y 60 años, quienes participaron en un estudio médico danés, fueron evaluados en dos momentos distintos, en un período de seis años (1987-88 y 1993-94). Solamente 8 por ciento de los participantes, 173 en total, fueron diagnosticados como comilones nocturnos—personas que consumían diariamente por lo menos un cuarto de sus calorías diarias en la cena y reportaban despertarse a medianoche para comer un bocadillo por lo menos dos veces por semana.

Al rastrear los registros de los participantes, los investigadores encontraron que los comilones nocturnos perdieron más dientes durante el período de seis años, incluso al tomar en cuenta las edades de los participantes, el estado diabético, estatus de fumadores, el índice de masa corporal y el consumo de azúcares y carbohidratos. Las personas que no comían en las noches, que no eran diabéticas y que no fumaban presentaron niveles significativamente más bajos de pérdida de dientes.

Los investigadores teorizaron que, ya que las personas producen menos saliva por la noche, los comilones nocturnos pueden no tener suficiente saliva para remover los residuos de alimentos de la boca. Ellos recomiendan que los dentistas y pacientes discutan los comportamientos de alimentación nocturnos y que los pacientes se cepillen cada noche después de comer para ayudar a preservar sus dientes.

ADA.org ofrece una guía integral sobre dieta y salud dental, incluyendo información sobre cómo los alimentos causan la caries dental, cómo seleccionar los alimentos de forma inteligente y consejos para una mejor salud dental. El sitio web también ofrece información sobre la limpieza de dientes y encías, incluyendo consejos respecto a la forma correcta de cepillarse y utilizar el hilo dental.

Converse con su dentista sobre las estrategias del cuidado de la salud oral si usted piensa que tiene un comportamiento de alimentación que afecta su salud oral. También está disponible una página de información para los pacientes, "Eating habits that can harm teeth" (Hábitos alimenticios que pueden dañar sus dientes) en ADA

Visite ADA.org para información acerca de la limpieza de dientes y encías, incluyendo una guía de cómo cepillarse y enlaces útiles a recursos adicionales ambién hay información sobre la limpieza, almacenamiento y reposición del cepillo dental.

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.