La leche puede ayudar a reducir la caries dental causada por los alimentos azucarados

Beber leche después de comer alimentos dulces puede reducir el azúcar que puede hacer daño a los diente, dicen los investigadores en la edición de julio de la Revista de la Asociación Dental Americana.

Cuando usted come alimentos con azúcar, las bacterias en la placa dental producen ácidos que atacan los dientes y pueden causar caries. Investigadores de la Universidad de Illinois en la Escuela de Odontología de Chicago realizaron un estudio para ver si la leche de consumo, jugo de manzana o agua después de comer un cereal azucarado afectarían a la acidez de la placa dental.

Veinte participantes adultos visitaron el sitio de estudio en la Universidad de Illinois en Chicago una vez por semana durante seis semanas. Basado en un orden aleatorio generado por computadora, los participantes completaron diferentes estudios durante la semana. En sus visitas semanales, ya sean pacientes que realizaron enjuague con solución de control (azúcar o sorbitol) o comían cereal azucarado seguido por el consumo de leche entera, jugo de manzana, el agua del grifo o nada en absoluto.

Luego, los investigadores midieron los niveles de ácido en la placa en los dientes de los participantes a intervalos de hasta 30 minutos para los grupos que consumieron el cereal sólo, sacarosa y sorbitol y de hasta 35 minutos para el grupo que consumió cereal seguidos de leche, jugo de manzana u otro tipo de producto.

Encontraron que beber leche después de comer cereales ayudó a reducir los niveles ácidos de la placa al máximo, seguido de agua, cereal solamente y jugo de manzana.

"Cuando se habla de la cariogenicidad de alimentos y bebidas con los pacientes, los dentistas y otros profesionales de la salud deben hacer hincapié en que el orden de la ingesta de alimentos azucarados y no azucarados es importante y puede afectar su salud oral", señalaron los investigadores en su artículo.

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.