Ideas del Ratoncito Pérez

Aunque muchos países del mundo tienen tradiciones con motivo de la pérdida de los dientes de leche del niño, la leyenda del Ratoncito Pérez se cree haberse originado en Madrid en 1894. Esta costumbre ha seguido siendo popular y aún hoy, muchos padres buscan diversión e ideas creativas acerca de cómo utilizar la historia del Ratoncito Pérez para celebrar la pérdida de los dientes de leche del niño.

Establecer expectativas del Ratoncito Pérez

Los niños generalmente comienzan a perder sus dientes de leche entre las edades de 5 y 7. Para ese tiempo un juego completo de 32 dientes adultos lo esperan, él habrá perdido 20 dientes de leche. Cuando un niño pierde su primer diente, los padres pueden tener demasiadas expectativas del Ratoncito Pérez para cuando los visite.

Para ayudar aún más a los padres, Visa ha creado una aplicación de calculadora del Ratoncito Pérez que permite la entrada de datos geográficos y demográficos para dar un pago promedio para los niños en su área. La aplicación también compara el monto del pago actual con el equivalente para usted, quien como padre hubiera recibido cuando usted era un niño.

Empiece una tradición del Ratoncito Pérez para fomentar buenos hábitos de higiene Dental

Las ideas creativas del Ratoncito Pérez también pueden incorporar ideas de educación en el cuidado dental, y establecer buenos hábitos de cepillado. Refuerce la importancia de las rutinas de cuidado dental mediante el uso de notas escritas por el Ratoncito Pérez, esta es una divertida manera de recordarle a los niños el uso del cepillo y la seda dental. Facturas y tarjetas de notas imprimibles del Ratoncito Pérez están disponibles on-line.

Los envases de diente son otro tema popular asociado a visitas del Ratoncito Pérez. Los mini cofres son otra opción. Las almohadas en forma de diente, o las almohadas con monograma y con bolsillos para guardar el diente perdido le ayudará a no perder ese elemento tan importante antes de que llegue el Ratoncito Pérez a recogerlo.

Circunstancias imprevistas que afectan la visita del Ratoncito Pérez

A veces un niño puede perder un diente y no ser consciente de que se le ha caído. En este caso, el niño puede escribir una breve nota, con su ayuda, para explicar la situación al Ratoncito Pérez y tal vez para sugerir un lugar en el cual buscar (escuela, patio, etc.). También, en las noches muy especiales, el Ratoncito Pérez puede no tener dinero a la mano, especialmente cuando la pérdida del diente ocurre justo antes de acostarse y entonces tendrá que suministrarle al niño un pagaré. Explíquele a su hijo que un montón de chicos a esa edad pierde los dientes, y esto sucede a veces en el mismo día que a él le sucede. También, hay veces en que el Ratoncito Pérez se olvida de visitar o simplemente no alcanza a llegar a su casa. Generalmente bastará con una simple explicación, con la promesa de una recompensa para la noche siguiente.

Ideas del Ratoncito Pérez para situaciones extraordinarias

En ocasiones, un diente se pierde prematuramente debido a un accidente o lesión. En otras situaciones, los dientes de leche se niegan a salir por sus propios medios y necesitan ser "movidos" hacia afuera en la oficina del dentista. Estos casos especiales necesitan un especial cuidado adicional tanto de los padres como del Ratoncito Pérez. Una carta alentadora del Ratoncito Pérez, acompañada de una felicitación puede enviarse, para elogiar la valentía del niño en el consultorio del dentista. Tranquilizar a un niño que ha sido sometido a un procedimiento dental, le ayuda a él quitar algunos miedos y le proporciona a usted una oportunidad para discutir la experiencia con su niño a su nivel de comprensión.

¿Listo para el Ratoncito Pérez?

Pruebe uno de los productos para niños para dar a sus hijos las herramientas que necesitan para mantener sus dientes saludables e impresionar al Ratoncito Pérez.