Cinco razones sorprendentes para el mal aliento en los niños

Hacer que sus hijos se cepillen los dientes antes de ir a la cama cada noche les ayuda a aprender las prácticas de buena higiene bucal. Y si bien el cepillado dos veces al día es bueno para el desarrollo de los dientes, también es suficiente para que el mal aliento no se produzca. El mal aliento no siempre es el único problema de salud bucal, puede haber otras causas y estas necesitan una solución diferente. Aquí están cinco sorprendentes causas de mal aliento en los niños y cómo detenerlas.

Infección sinusal

¿Se ha quejado alguno de sus hijos de un dolor de garganta o congestión nasal últimamente? Podría ser una infección sinusal. Problemas sinusales causan que el líquido se recoja en la fosas nasales y la garganta, haciendo que la garganta de su hijo sea el lugar perfecto para alojar bacterias. ¿El resultado? Aliento desagradable que no puede curarse solamente con el cepillado y el enjuague bucal. Si usted sospecha una infección sinusal (dolor de garganta, ardor nasal y goteo nasal), llame a su médico para una visita y vea si se prescriben antibióticos.

Objetos extraños

Puede que no sea su primer pensamiento, pero el mal aliento de su hijo podría ser el resultado de algo atorado en sus fosas nasales. Los niños son curiosos, y sus fosas nasales son apenas el tamaño correcto para la inserción de objetos pequeños como granos, frijoles, accesorios de juguetes y alimentos. Los pediatras explican que cuando un objeto permanece alojado en los conductos nasales de un niño, se puede crear un olor desagradable. Si sospecha que esto es lo que está causando el mal aliento de su hijo, usted necesitará la ayuda de un médico para revisar las fosas nasales del niño y retirar el objeto.

Amígdalas inflamadas

Coja una linterna y eche un vistazo en boca de su hijo: ¿Cómo aparentan estar las amígdalas? Las amígdalas sanas deben ser rosadas y libres de manchas, pero las infectadas son de color rojo, inflamadas, pueden tener manchas blancas y con un olor terrible. Las bacterias se pueden acumular en las amígdalas y generar una infección, la cual puede causar mal aliento. Si las amígdalas de su hijo se ven inflamadas o rojas, el pediatra debe examinarlo y puede prescribir un antibiótico para ayudar a solucionar el problema.

Sequedad en la boca

Los niños son muy activos, puede ser difícil para ellos el recordar que deben permanecer hidratados. El mal aliento en niños que juegan deportes a menudo es causado por la falta de líquidos. Si los niños no reciben suficiente agua, su boca produce menos saliva para eliminar las bacterias causantes del mal olor. No parece gran cosa, pero la falta de saliva también incluso puede llenar al diente de sarro y caries; vale la pena el cuidado adicional para asegurarse de que los niños beban agua.

Problemas bucales: caries dental y enfermedad de las encías

Incluso los mejores hábitos de cepillado e higiene bucal no son suficientes para deshacerse de un olor que puede venir de caries y otras infecciones bucales. Bien sea una caries, una enfermedad de las encías o incluso unas lesión en la boca, las infecciones de la boca pueden secretar un olor desagradable. Las cremas dentales específicas para niños como Colgate ® 2 en 1 de sabor de fruta ayudará a prevenir problemas de propagación, pero el cepillado no puede curar una caries cavitada. Si sus niños tienen caries, es tiempo de ver al dentista.

No cometa el error de pensar que el mal aliento de sus hijos es el resultado de saltarse la parte más importante de su rutina habitual antes de acostarse. Incluso con el cepillado regular, otros tipos de mal aliento pueden ocultar historias desagradables. Haga algunas investigaciones en casa sobre la causa del problema y tome la acción apropiada.

¿El mal aliento te hace sentir mal?

El mal aliento puede ser molesto para ti y para quienes te rodean. ¿Por qué no pruebas uno de nuestros productos para refrescar el aliento?