Las bacterias orales pueden indicar riesgo de cáncer de páncreas


La cantidad de bacterias orales en la boca puede estar asociada con el riesgo de cáncer de páncreas.

Eso es de acuerdo a un nuevo estudio en la revista Gut, que encontró "asociaciones significativas" entre los anticuerpos para varias bacterias orales y el cáncer de páncreas, que es difícil de detectar y mata a la mayoría de los pacientes dentro de los seis meses del diagnóstico. El cáncer de páncreas es responsable de 40.000 muertes al año en los Estados Unidos.

Este es un tema emergente en la ciencia, dicen los investigadores, pero la importancia de las bacterias en el cáncer está creciendo.

"Este no es un factor de riesgo establecido", dijo el epidemiólogo de la Universidad Brown Dominique Michaud, Sc.D., autor correspondiente del reporte. "Pero me siento más seguro que hay algo que hacer. Es algo que tenemos que entender mejor”.
En un estudio de más de 800 adultos europeos, Dr. Michaud y sus colegas encontraron que los niveles altos de anticuerpos de una de las cepas de bacterias periodontales más infecciosas (Porphyromonas gingivalis) se asociaron con un riesgo dos veces mayor de cáncer de páncreas. Además, los sujetos con niveles elevados de anticuerpos para algunos tipos de bacterias orales inofensivos se asociaron con un riesgo 45 por ciento menor de cáncer de páncreas, es decir, los anticuerpos podrían tener un efecto protector.

El cuerpo genera anticuerpos como respuesta a objetos extraños, como las bacterias y los virus.

Otra investigación ha identificado vínculos entre enfermedad periodontal y el cáncer de páncreas, pero el trabajo  del Dr. Michaud Gut es el primer estudio para probar si los anticuerpos para las bacterias orales son indicadores de riesgo de cáncer de páncreas y el primero para asociar la respuesta inmune a las bacterias inofensivas con el riesgo de cáncer de páncreas . El mecanismo fisiológico que une las bacterias orales y el cáncer de páncreas sigue siendo desconocido, pero el estudio refuerza la sugerencia de que hay una.

"El impacto de la defensa inmune contra los comensales y bacterias patógenas sin duda juega un papel", dijo Jacques Izard, Ph.D., del Instituto Forsyth y la Universidad de Harvard y co-autor principal del estudio. Las bacterias comensales son inofensivas mientras la patógena es perjudicial.

"Tenemos que investigar más a fondo la importancia de las bacterias en el cáncer de páncreas más allá del riesgo asociado", dijo el Dr. Izard.

Los Dres. Michaud y Izard investigaron datos del The Imperial College-led European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition Study, una base de datos masiva de más de 500.000 adultos en 10 países. De esa población, se encontraron con 405 personas que desarrollaron cáncer de páncreas, pero no otro tipo de cáncer, y que tenían muestras de sangre disponibles. Además, los investigadores seleccionaron 416 personas demográficamente similares que no desarrollaron cáncer de páncreas para la comparación.

La muestras de pacientes con cáncer y sin cáncer fueron evaluados por los investigadores doble ciegos, durante el análisis de sangre, que consistía en la medición de las concentraciones de anticuerpos de 25 bacterias orales nocivas e inofensivas. En su diseño y análisis del estudio, controlaban el tabaquismo, la diabetes, índice de masa corporal y otros factores de riesgo.

Un elemento importante del diseño del estudio fue la fecha de la obtención de las muestras de sangre precedida al diagnóstico de cáncer de páncreas de al menos  una década, lo que significa que la diferencia significativa en los niveles de anticuerpos probablemente no eran un resultado de cáncer. En cambio, los mecanismos subyacentes que vinculan Porphyromonas gingivalis al cáncer de páncreas podría ser causal, dijo el doctor Michaud, aunque se necesita más investigación para entender esta relación.

Los investigadores especulan que la asociación de altos niveles de anticuerpos para las bacterias comensales y el cáncer de páncreas puede indicar una respuesta inmune innata, altamente activa que es protector contra el cáncer.

"Determinantes genéticos de la vigilancia inmune claramente juegan un papel crítico en el desarrollo del cáncer de páncreas", escribieron los autores. "En consecuencia, es plausible que los niveles elevados de anticuerpos contra las bacterias orales en personas sirven como un marcador para una respuesta inmune más fuerte genéticamente, proporcionando protección contra la carcinogénesis."

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.