El consumo de alcohol de las madres durante el embarazo puede aumentar el riesgo de fisuras orales en el bebé

Según los investigadores del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental, las mujeres embarazadas que beben alcohol a inicios de su embarazo aumentan la probabilidad que sus bebés nazcan con fisuras orales.

Los tipos más comunes de fisura oral son el labio leporino y paladar hendido. Un labio leporino es una enfermedad que crea una abertura labio superior entre la boca y nariz, dando la apariencia de una hendidura en el labio. Un Paladar hendido ocurre cuando el techo de la boca no se ha unido completamente y puede ir desde una abertura en la parte posterior del paladar blando a una separación casi completa del techo de la boca.

Los investigadores dirigieron un estudio en base a la población en Noruega, el cual tuvo uno de los índices más altos de fisuras orales en Europa. Ellos contactaron a las familias de todos los infantes con fisuras que nacieron durante el período de 1996 al 2001. Ellos incluyeron en el estudio 573 madres que dieron a luz bebés con labio leporino con o sin paladar hendido (377) o solo con paladar hendido (196), así como también seleccionaron aleatoriamente de todos estos a 763 madres en Noruega.

Las madres completaron un auto-cuestionario dirigido por correo que se enfocó en gran escala en el estilo de vida de las madres y las exposiciones ambientales durante sus primeros tres meses de embarazo, cuando se lleva a cabo el desarrollo facial del bebé.

Los investigadores descubrieron que los infantes cuyas madres reportaron haber bebido un promedio de cinco a más bebidas por ocasión (emborracharse) durante el primer trimestre tuvieron un mayor riesgo de tener fisuras orales, comparado con infantes cuyas madres que no bebieron alcohol. El riesgo aumentó más aún entre los infantes de mujeres que habían bebido a este nivel con más frecuencia.

"Mientras es mayor la concentración de alcohol en la sangre, se expone más al feto.," mencionó Lisa A. DeRoo, Doctor en Filosofía, autor líder del estudio. "Una simple borrachera durante un período crítico del desarrollo del infante puede ser lesivo."

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.