Hechos sobre diabetes y boca seca

¿Por qué la sequedad bucal y la diabetes a menudo ocurren en los mismos pacientes? Según la Asociación Americana de Diabetes, dos de las principales causas de sequedad en la boca para personas con diabetes son los efectos secundarios de las medicinas y los altos niveles de azúcar en sangre. Otras causas, no directamente relacionadas con la diabetes, pero que pueden agravar el problema, son mala hidratación, la respiración por la boca y el fumar. El desarrollo de la neuropatía diabética también puede causar sequedad en la boca.

Repercusiones en la salud bucal en la boca seca

La boca se convierte en seca cuando no producen suficiente saliva. Además de su papel en el proceso de digestión de alimentos, la saliva elimina partículas de comida y bacterias en los dientes y neutraliza ácidos en la boca, ayudando a prevenir la caries dental y la enfermedad de las encías. Por lo tanto, la falta de saliva aumenta el riesgo de caries y gingivitis, según el Instituto Nacional Dental e investigación Cráneo-facial. Esta condición también puede conducir a otros problemas, incluyendo infecciones de la glándula salival, lesiones en la boca, las infecciones por levaduras (muguet, algodoncillo) e irritación en las comisuras de la boca, junto con otros problemas para los pacientes con prótesis.

¿Qué puedo hacer?

El Instituto Nacional Dental e investigación Cráneo-facial, y la Asociación Americana de Diabetes, también ofrecen consejos sobre lo que puede hacer para tratar la boca seca. El primer paso es la prevención. Si el medicamento es el problema, consulte con su médico sobre otras opciones. Para prevenir el alto índice de azúcar en la sangre que causa la sequedad en la boca, controle sus niveles de glucosa en sangre regularmente y comer bien, haga ejercicio, tome los medicamentos según lo prescrito y siga las otras instrucciones de salud del proveedor. También evitar otros contribuyentes para la boca seca, como el fumar y el respirar por la boca.

Asegúrese de beber mucha agua, tome pequeños sorbos de agua durante todo el día en lugar de beber grandes cantidades a la vez. Otras cosas que pueden ayudar incluyen: comer más verduras y frutas, que contienen mucha agua, y evitar los alimentos y las bebidas altos en sal o azúcar, los que tienen un efecto de secado. Es aconsejable evitar el alcohol, la cafeína y los alimentos secos, como las galletas o el pan tostado seco. Algunas fuentes recomiendan masticar chicle sin azúcar o caramelos sin azúcar para estimular la producción de saliva.

Si ya ha seguido todos estos pasos y todavía tiene la boca seca, usted puede comprar saliva artificial en spray o en forma líquida en las farmacias. Si es necesario, pregúntele a su proveedor de atención médica por enjuagues bucales recetados o por Salagen, un medicamento que aumenta la producción de saliva.

Higiene bucal para la boca seca

La buena higiene bucal es importante para prevenir la boca seca y tratar con el problema si este se produce. Cepillarse los dientes al menos dos veces al día, preferiblemente después de cada comida y usar hilo dental al menos una vez al día, también ayuda. Aunque no es necesario, usted podría considerar usar una crema de dientes para la boca seca. Estas cremas están disponibles sin receta o con receta médica, así que consúltele opciones a su dentista.

Sólo use enjuagues bucales, como enjuague bucal de Colgate® Plax® Ice Infinity, que no contengan alcohol o peróxido, porque estas sustancias pueden ayudar con el secado. Para eliminar más bacterias acumuladas en la boca, use un raspador de lengua. Para obtener ayuda, hable con su dentista acerca de la diabetes y la boca seca y siga las observaciones que los dos acuerden para lidiar con el problema.

Si usted tiene diabetes, tome los primeros pasos para proteger su boca

Si usted tiene diabetes está en riesgo de desarrollar enfermedad de las encías. Trate de usar una de nuestras cremas dentales para ayudar a prevenir la enfermedad de las encías antes de que comience.