Manifestaciones orales de la enfermedad celíaca: problemas dentales y otros

Header Image

La enfermedad celíaca es un trastorno autoinmune, según la Celiac Disease Foundation, que afecta aproximadamente a una de cada 100 personas en todo el mundo. Aquellos que padecen esta enfermedad son incapaces de digerir el gluten, una proteína presente en granos como el trigo. La enfermedad daña su intestino delgado de tal forma que dificulta la absorción de nutrientes vitales por parte del organismo.

Aunque sus efectos sobre el sistema digestivo sean muy conocidos, usted puede sorprenderse al saber que la enfermedad celíaca presenta varias manifestaciones orales: los defectos en los dientes, la sequedad de la boca y las aftas están entre las más comunes.

Defectos en el esmalte

La calidad del esmalte puede convertirse en un problema para aquellos que sufren la enfermedad celíaca, según la Celiac Disease Awareness Campaign, y ello puede estar relacionado con la decoloración o el desarrollo precario. Los dientes con el esmalte descolorido normalmente presentan puntos amarronados, amarillentos o incluso blanquecinos. El esmalte mal formado, a su vez, parece más grumoso o a rayas, y los dientes pueden parecer más translúcidos que opacos.

Lamentablemente, los defectos en el esmalte causados por la enfermedad celíaca son permanentes. Por lo tanto no desaparecerán aunque usted inicie una dieta libre de gluten. Su dentista podrá, de esta forma, lidiar con esta situación por medio de carillas o adhesivos dentales.

El síndrome de la boca seca

El síndrome de la boca seca es precisamente lo que su nombre indica: la sensación de que la boca siempre está muy seca. Este problema puede ser causado por el síndrome de Sjögren, un trastorno autoinmune que ataca las glándulas salivales y que puede ocurrir junto a la enfermedad celíaca. Según la National Foundation for Celiac Awareness, entre el 4.5 y el 15% de las personas con enfermedad celíaca también tienen el síndrome de Sjögren

Cuando su cuerpo no produce saliva suficiente, usted normalmente tiene que esforzarse al masticar y tragar los alimentos. Ello también puede hacer difícil tener una dicción clara. El síndrome no es solo incómodo, es también una preocupación médica. Dado que la saliva ayuda a mantener los dientes limpios, su insuficiencia puede facilitar el surgimiento de caries. Su dentista puede tratar sus síntomas con saliva artificial o prescribiendo una crema dental como Colgate® Máxima Protección Anticaries más NeutrAzúcar.

Aftas

Las aftas, también conocidas como estomatitis aftosas, son lesiones bucales incómodas que se desarrollan en tejidos blandos –en el interior de sus mejillas o en el paladar, por ejemplo. Al igual que el resecado de la boca, estas lesiones pueden dificultar la alimentación o el habla. Según los National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de Salud) , los estudios demostraron que afectan entre el 3 y el 61% de las personas con enfermedad celíaca.

Las aftas desaparecen solas, pero pueden regresar más tarde. Si las aftas están perturbando su vida diaria, su dentista podrá mitigar los síntomas mediante la prescripción de enjuagues bucales o anestésicos tópicos.

Para las personas con enfermedad celíaca, los problemas que influyen sobre el esmalte, la saliva o los tejidos orales, son una causa legítima de preocupación. Si usted tiene dientes afectados por la enfermedad celíaca, asegúrese de no desatender esta enfermedad. El desarrollo de cualquiera de estas manifestaciones orales es un motivo perfecto para visitar a su dentista tras el diagnóstico y el tratamiento.