Jóvenes con asma poseen mayor riesgo de desarrollar caries

Según investigadores de Suecia, el asma y la caries dental, dos de los problemas de salud más comunes que afectan niños, adolescentes y jóvenes adultos, pueden ser un golpe de uno-dos.

En la tesis presentada en la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gothenburg en Diciembre del 2010, los higienistas dentales e investigadora Malin Stensson compararon pacientes con y sin asma en las edades de 3, 6, 12 a 16 y 18 a 24 años.

En su primer estudio, la Sra. Stensson encontró que los niños de 3 años de edad con asma, presentaron más caries que aquellos niños de la misma edad sin asma.

Según la Sra. Stensson: "Los niños con asma presentaron una gran tendencia a ser respiradores bucales, boca seca y por lo tanto ingerían bebidas azucaradas más frecuentemente. Esto puede haber contribuido a que desarrollaran una alta prevalencia de caries".

El grupo de niños del estudio fueron seguidos hasta los 6 años, mostrando que los niños con asma desarrollaron mas caries en el transcurso del tiempo que los niños sin asma.

Otros estudios han comparado adolescentes entre 12 a 16 años, mostrando que aquellos con asma moderado a severo de larga duración, presentaron más caries que los jóvenes sin asma. El grupo de asmáticos también presento más enfermedad de encías.

Según Stensson, "solo una de veinte personas en el grupo de asmáticos estuvo libre de caries, por otro lado, 13 de 20 estuvieron libres de caries en el grupo control". Ella teoriza que las medicaciones del asma pueden inhibir la secreción de saliva, produciendo mas caries.

Los jóvenes adultos con asma estudiados entre 18 a 24 años también exhibieron altos índices de caries, a pesar de que, las diferencias con los participantes sin asma no fueron considerables.

La Sra. Stensson enfatiza que las personas jóvenes con asma necesitan cuidados bucales adicionales, así como servicios dentales preventivos de caries y enfermedad de encías.

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.