Enseñar higiene bucal adecuada a los adolescentes

Cuando su hijo ya ocupa su tiempo con sus amigos, o los trabajos escolares, además de ponerse al día sobre el sueño, la higiene bucal adecuada puede pasar a un segundo plano. Cuando se levanta tarde para ir la escuela, a veces sólo tiene tiempo para un total de dos minutos de cepillado. Pero a usted como padre, le incumbe asegurarse que su hijo practica un buen cuidado bucal. Haciendo de la higiene bucal una simple rutina diaria, le puede ayudar a su adolescente a cumplir con el cepillado y el hilo dental junto con todos los otros planes de su horario regular.

Utilice productos especiales para el adolescente

Una de las razones por las cuales los adolescentes pueden ser flojos en el área del cuidado dental, es el hecho de que la mayoría de los productos de higiene dental, no son elaborados específicamente para los gustos de los adolescentes. Los sabores fuertes y los diseños aburridos pueden hacer que los adolescentes se sientan menos entusiasmados en lo referente al cuidado dental diario.
Aquí es donde productos orientados a la juventud pueden convertirse en productos prácticos. Apelando a los gustos y al estilo de los adolescentes, es más fácil persuadirlos para que adopten una rutina diaria de cuidado.

Pruebe las aplicaciones y los temporizadores

Uno de los mayores problemas para los adolescentes y una higiene bucal adecuada es el hecho de que cuando se cepillan, lo hacen por un período de tiempo que no es lo suficientemente largo. La Fundación Nemours para la Salud de adolescentes recomienda que los adolescentes se cepillen durante dos o tres minutos al menos; a veces los adolescentes tienen suerte si reloj les marca escasos 30 segundos. Por lo tanto, usando aplicaciones de reloj para teléfonos inteligentes, o incluso un reloj para cocer huevos, puede ayudarle a los adolescentes conocer cuánto tiempo se deben cepillar. O, si su hijo nunca está sin sus auriculares, una canción de tres minutos le servirá como una guía para el cepillado.

Límite las Sodas (gaseosas) y los dulces

Los adolescentes parecen ser capaces de vivir en una dieta constante de soda, frituras y caramelos, pero esas clases de dulces pueden causar estragos en los dientes. Una dieta alta en azúcar promueve bacterias y caries. De hecho, los centros de Control y prevención de enfermedades estiman que más del 15 por ciento de los niños y de los adolescentes entre las edades de 6-19 tienen caries sin tratar. Haciendo más saludables golosinas y bebidas que ya existen en el mercado, los adolescentes podrían estar menos propensos a comer alimentos azucarados. Es conveniente mantener listos para merendar el agua embotellada, las verduras cortadas, las galletas de grano entero y otras golosinas libres de azúcar.

Apelar a la confianza

Los adolescentes están notoriamente preocupados con su apariencia, así que apelar a su imagen puede ser una manera de animar a adolescentes a hacer una revisión sobre sus hábitos de higiene bucal. Recordándoles suavemente a adolescentes que una rutina de cuidado dental floja puede generarle manchas amarillas y mal aliento, puede ayudar a recordarles que la importancia del cepillado de dientes, es más que permanecer libres de caries. Si su hijo se siente tímido sobre su sonrisa, las pastas dentales para blanquear y los enjuagues bucales le pueden ayudar a mejorar la confianza y contribuir a un hábito de higiene regular.

Los adolescentes podrían estar perpetuamente vagando en el tiempo, omitiendo el cuidado bucal regular, para así poder tener unos minutos más de sueño en la mañana, esto puede tener consecuencias graves. Realizar higiene bucal simple, rápida y personalizada puede inspirar su hijo a cepillarse regularmente — y quizás incluso a llegar a la escuela a tiempo.

¿Todo está cambiando? No se olvide de cuidar sus dientes

Muchos cambios ocurren durante la adolescencia, pero eso no significa que los dientes deben sufrir. Practique una buena higiene oral con uno de estos productos para adolescentes.