Restauración: Los fundamentos

Columbia

Determinar si usted necesita una restauración

Su dentista puede usar varios métodos para determinar si usted tiene caries en los dientes (caries), estos incluyen:

  • Observación — Algunas manchas decoloradas en los dientes pueden indicar caries, pero no todos lo indican así. Su dentista puede usar un explorador, que es un instrumento de metal con una punta muy afilada, para sondear posibles caries. El esmalte de los dientes sanos es duro y resisten la presión ejercida por el explorador. El esmalte cariado es más suave. El instrumento se pegará en el esmalte cariado ligeramente. Los exploradores se deben utilizar con precaución. Presionar demasiado con un explorador puede dañar un diente sano. También con su uso se pueden propagar las bacterias que causan caries hacia otros dientes.
  • Detección de la cavidad por tinte — Esto se puede aclarar sobre su diente. Se pegará a las zonas carcomidas y el enjuague limpio se posará en las zonas sanas.
  • Rayos X — Los rayos x pueden mostrar las caries en desarrollo en el esmalte, en las caras de los dientes donde se juntan, así como en la dentina que se encuentra bajo el esmalte. Los rayos x a menudo no son exactos en la detección de pequeñas caries en las superficies oclusales (de arriba). Las restauraciones también pueden bloquear el detectar la caries.
  • Ayudas de detección de caries con láser fluorescente — Estos pequeños tubos miden los cambios causados por la caries. Son especialmente útiles para las zonas de fosas y fisuras, en las superficies superiores de los dientes molares y premolares (masticación).

La caries no es la única razón por la que se necesite una restauración. Otras razones incluyen:

  • Dientes agrietados o rotos
  • Dientes que están gastados por uso inusual, tales como:
    • Morderse las uñas
    • Rechinar los dientes (bruxismo)
    • Utilizar los dientes para abrir las cosas

Pasos para una restauración

Cuando usted visita su dentista para que le haga una restauración, si es necesario, se le puede administrar anestesia local para adormecer el área. A continuación, su dentista eliminará la caries del diente, utilizando una pieza de mano de alta velocidad. El láser también puede ser utilizado para quitar la caries.

Las piezas de mano de alta velocidad, utilizan conos metálicos, llamados fresas, los cuales se utilizan para cortar a través del esmalte y quitar la caries. Las fresas vienen en muchas formas y tamaños. Su dentista elegirá los que son adecuados para el tamaño y la ubicación de su caries.

En primer lugar, su dentista utilizará una pieza de mano de alta velocidad (uno con el familiar sonido de chirrido) para quitar la caries y esmalte del diente que está sin soporte. Una vez que alcanza la dentina, o segunda capa del diente, el dentista puede utilizar una pieza de mano de velocidad. Eso es porque la dentina es más suave que el esmalte.

Una vez que se quita la caries, su dentista forma el espacio para prepararse para la restauración. Diferentes tipos de restauraciones requieren diferentes procedimientos de configuración para asegurarse de que el material permanezca en el lugar adecuado. Su dentista puede poner una base para proteger a la pulpa del diente (que es donde están los nervios). Puede hacer la base o recubrimiento de: resina compuesta, ionómero de vidrio, óxido de zinc y eugenol u otro material.

Algunos de estos materiales liberan fluoruro para proteger el diente de más caries.

Si su dentista está colocando una restauración de resina, él o ella grabará (preparará) el diente con un gel ácido antes de colocar la restauración. Para el grabado se hacen pequeños agujeros en la superficie esmaltada del diente. El material compuesto rellena los agujeros cuando el dentista coloca la restauración. Un material adhesivo también se utiliza, por lo que la restauración se adhiere al diente de dos maneras. Los enlaces se realizan generalmente con resinas compuestas.

Ciertos tipos de resinas son endurecidos con una luz especial. Con estas restauraciones, su dentista hace capas del material, parando varias veces para posar una luz brillante en la resina. Este cura (se endurece) el material y lo hace fuerte.

Finalmente, después de colocar la restauración, su dentista utilizará fresas para el acabado y pulida del diente.

Después de una restauración

Algunas personas sienten sensibilidad después de recibir una restauración. Los dientes pueden ser sensibles a: presión, aire, alimentos dulces o fríos. Las restauraciones a menudo causan sensibilidad, pero también hay otros tipos de materiales de restauración que pueden causar sensibilidad.

La razón más común para el dolor, justo después de la anestesia es que la restauración este demasiado alta. Llame a su dentista para que lo pueda ver tan pronto como sea posible y así reducir la altura.

El segundo tipo de malestar produce un choque eléctrico que sólo aparece cuando toca los dientes. Esto se llama choque galvánico. Es causada por la fricción de dos metales (uno en el diente recién llenado y otro en el diente que se está tocándolo que produce una corriente eléctrica en la boca. Esto ocurriría, por ejemplo, si usted tiene una amalgama de restauración nueva en un diente inferior y tiene una corona de oro en el diente que está sobre la amalgama.

En la mayoría de los casos, la sensibilidad disminuirá en una o dos semanas. Hasta entonces, tratar de evitar todo lo que la produce. Si su diente es muy sensible o su sensibilidad no disminuye después de dos semanas, póngase en contacto con el consultorio de su dentista.

Es importante informarle a su dentista sobre cualquier sensibilidad que se sienta. La próxima vez que necesite una restauración, él o ella deben ser capaces de utilizar un material diferente y de hacer los cambios necesarios para reducir la sensibilidad. Las personas varían en su respuesta a diversos materiales. El odontólogo no tiene manera de predecir si su diente va a reaccionar de una manera específica a un material en particular.

Cuando hable con su dentista acerca de la sensibilidad, trate de describir todo tan exacto como sea posible. Esta información le ayudará a decidir qué se debe hacer a continuación. Su dentista puede sacar la restauración y poner una nueva. Él o ella pueden agregar una base o un agente desensibilizante en el diente. Si la restauración es muy profunda, es posible que pueda necesitar un tratamiento de conducto para solucionar el problema.

Su dentista pule la restauración después de que la coloca, pero pueden aparecer filos de vez en cuando. Usted no puede detectarlos al principio debido a la anestesia. Si encuentra uno, comuníquese con su dentista y arregle una cita para corregirlo tan pronto como sea posible y así evitar lesiones en la lengua o la boca.

Restauraciones temporales

Usted puede recibir una restauración temporal (generalmente blanco, o gris) si:

  • Su tratamiento requiere más de una cita.
  • Su dentista quiere esperar un corto período de tiempo para que el diente sane..
  • Usted tiene una cavidad muy profunda y la pulpa (que contiene el nervio y los vasos sanguíneos) queda expuesta durante el tratamiento.
  • Usted necesita tratamiento dental de emergencia.

Una restauración temporal puede hacer que su diente se sienta mejor. Esto es porque la restauración sella el diente, protege a la pulpa de las bacterias y reduce la sensibilidad.

Las restauraciones provisionales a menudo contienen eugenol, un ingrediente en remedios para el dolor de muelas y que se vende sin receta. Eugenol es también un componente del aceite de clavo de olor, el cual las personas utilizan para el dolor de muelas.

Los restauraciones provisionales no están destinadas a durar. Generalmente, se caen, se fracturan o se desgastan dentro de un mes o dos. Si usted tiene una obturación temporal, asegúrese de que usted visite a su dentista tan pronto como sea posible para obtener una restauración permanente. En caso contrario, su diente podría infectarse o usted podría tener otros problemas.

¿Por qué sustituir una restauración?

Las restauraciones no duran para siempre. Ellas pueden llegar a decolorarse. Las restauraciones del color del diente, y el composite pueden mancharse, amarillarse u oscurecerse con el tiempo. Cuando usted mastica, los dientes y cualquier restauración en ellos son sometidas a enormes presiones. Incluso si no se han desarrollado otros problemas, algunas restauraciones se desgastarán con el tiempo y tendrán que ser sustituidas. Una restauración tendrá que ser reemplazada antes si se cae, o presenta filtraciones o grietas.

Las bacterias y los restos de comida pueden filtrarse por debajo de la restauración que este agrietado o presente filtraciones. Dado que usted no puede limpiar allí, las bacterias se alimentan de los restos de comida y forman el ácido que causa las caries dentales. Las caries bajo una obturación pueden llegar a ser extensas antes de dar aviso o de causar dolor. Por esta razón se deben hacer las restauraciones y conseguir que se sustituyan cuando se encuentran problemas.

Restauraciones que se caen
Las restauraciones se pueden caer por varias razones:

  • YUsted puede morder muy duro en un diente que tiene una restauración grande, y puede romper la restauración o hasta el diente.
  • El material de restauración que se usó no puede soportar las fuerzas que actúan sobre él. Por ejemplo, si se ha roto un pedazo grande de su diente delantero, una corona de porcelana (color del diente) es probablemente una buena opción. En algunos casos, un dentista puede colocar un compuesto de restauración en su lugar. Esto puede parecer bueno o aceptable. Sin embargo, si el compuesto es demasiado grande, un movimiento de mordida fuerte puede romper el material plástico.
  • La saliva se mete en la cavidad cuando se coloca la restauración. Para las resinas compuestas, esto interrumpirá la adherencia del material. Como resultado, la restauración no se pega bien al diente y se puede caer.

Restauraciones de grietas
Ambos, las restauraciones de amalgama y el composite se pueden agrietar, o poco después de que se colocan, o después de que las restauraciones han permanecido en su lugar durante algún tiempo.

Las grietas pueden ocurrir poco tiempo después de que una restauración se coloca; si la restauración es más alta que el resto de la superficie del diente y debe soportar la mayor parte de la fuerza al morder, este se agrieta. Las grietas también pueden ocurrir con el tiempo, ya que las fuerzas de masticación y el morder afectan la restauración y el diente restaurado.

Las grietas pequeñas también se pueden presentarse en los bordes de una restauración. Éstas generalmente son causadas por el desgaste con el tiempo. A menudo estas grietas se pueden reparar.

Filtración de las restauraciones

Una restauración se dice que filtra, cuando no encaja firmemente contra el diente. Restos de alimentos y la saliva pueden filtrarse entre la restauración y el diente. Esto puede conducir a la producción de caries, la decoloración o la sensibilidad.

La amalgama y restauraciones de resina pueden filtrarse. Una restauración de amalgama a veces presenta filtraciones ligeras después de que se hace la restauración. Usted notará esto como si fuera una sensibilidad al frío. Esta sensibilidad disminuye en las próximas dos o tres semanas. Después desaparece totalmente. Durante ese período, la restauración de amalgama naturalmente se corroe. La corrosión sella los bordes de la restauración y detiene cualquier filtración.

Una restauración de resina podría estar contaminada con saliva. Esto debilita el enlace entre la restauración y el diente y permite filtraciones. Otras veces, puede haber pequeñas lagunas donde se unen el diente y la restauración. Estas lagunas son causadas por la contracción cuando su dentista coloca la restauración. La sensibilidad después de recibir una restauración composite puede desaparecer con el tiempo. En caso contrario, la restauración puede necesitar ser substituida.

Las restauraciones también pueden tener filtraciones por el desgaste causado por el tiempo. Estas restauraciones deben ser reemplazadas.

Restauraciones desgastadas
Algunas restauraciones pueden durar 15 o más años. Otras, sin embargo, tendrán que ser reemplazados en tan solo 5 años. Su dentista puede determinar si sus restauraciones están lo suficientemente gastadas para que necesiten ser reemplazadas.

Apretamiento y rechinar
Si usted aprieta o rechina sus dientes, puede tener más problemas con sus restauraciones. Las fuerzas aplicadas a los dientes pueden conducir a una mayor sensibilidad en los dientes y mayor desgaste en sus restauraciones. Apretar o rechinar también puede causar que los dientes y las restauraciones se agrieten o se desarrollan líneas de pequeñas de fisuras. Estas son finas grietas que puede ver si pone luz directa sobre el diente.

Aunque algunas restauraciones pueden durar muchos años, la vida media de las amalgama es unos 12 años. Las restauraciones de resina pueden no durar tanto tiempo.

El dentista examinará sus restauraciones en las visitas de chequeo. Se puede necesitar radiografías, si el dentista piensa que puede estar agrietado o con filtraciones, o para ver si una caries está ocurriendo por debajo de la restauración. Hacer una cita con su dentista:

  • Si un diente es sensible.
  • Si usted ve una grieta.
  • Si parece faltar parte de la restauración.

Visite a su dentista regularmente para hacerse limpiezas, cepíllese con una crema dental con fluoruro y use hilo dental una vez al día. Si tienes muchas restauraciones u obturaciones muy grandes, su dentista puede recetar un gel de fluoruro que se puede utilizar en casa. El fluoruro ayudará a fortalecer el esmalte de los dientes y ayuda a prevenir las caries futuras. Su dentista o higienista dental también puede aplicar un barniz de fluoruro en los bordes de los dientes en sus visitas de chequeo.

Usted también puede utilizar enjuagues que bajen el nivel de ácido de su boca. Un menor nivel de ácido reduce las bacterias que causan caries. Esto puede conducir a menos caries en el futuro.

Si tiene grietas en las restauraciones, considere pedirle a su dentista un artefacto para usar en la noche. Usarlo por la noche puede ayudarle a parar el apretamiento y el rechinar los dientes cuando está dormido.

Sustitución de una restauración
Antes de quitar una restauración vieja, el dentista discutirá con usted las opciones de tratamiento. A menudo es posible reparar una antigua restauración en vez de quitarla y reemplazarla completamente. Sin embargo, si la restauración entera debe ser reemplazada, el dentista puede reevaluar qué material de se va a utilizar. Hable con su dentista sobre cómo le gustaría que luzca. Entonces él o ella pueden seleccionar el material que es mejor para usted.

© 2002- Aetna, Inc. Todos los derechos reservados.

¡Luche contra la caries ahora para evitar restauraciones en el futuro!

Las caries no son divertidas, y a nadie le gusta que le hagan una restauración. Utilice crema dental contra la caries para evitar viajes adicionales al dentista.